— blog literario —

¿CUÁNTA TIERRA NECESITA UN HOMBRE? - LEÓN TOLSTÓI

febrero 22, 2018


Imagen relacionada

AUTOR: LEÓN TOLSTOI // AÑO DE PUBLICACIÓN: 1886 // PÁGINAS: 66

Escrito en 1886, ¿Cuánta tierra necesita un hombre? es una modernísima parábola sobre la ambición del ser humano. Pajom es un campesino al que ninguna extensión de tierra satisface: cuanta más tiene, más necesita. Al conocer que los habitantes de una lejana región, los bashkirios, le ofrecen tanta tierra como pueda recorrer en un día, no lo dudará e intentará abarcar la mayor cantidad posible...

La prosa de Tolstói —decía Nabokov— late al ritmo de nuestro corazón. Elena Odriozola (Segundo Premio Nacional de Ilustración 2006) ha captado ese pulso narrativo y nos lleva con sus imágenes a la tierra que vio nacer a Pajom, permitiéndonos acompañarle en su viaje por la estepa rusa, marcado por el ritmo de su ambición. Las vacas serán testigo de ese afán.

«El mejor relato que se ha escrito nunca.»

La historia de Pajom comienza mostrándolo como un campesino igual a cualquier otro de la aldea de la cual salió: sin tierra propia, con familia y con el sueño de algún día poseer su propia tierra. A medida que trascurre la historia, el lector puede observar que este personaje, quien quizá a raíz de una conversación que lo hace caer en cuenta del hecho de no tener una propiedad como tal, va siendo presa de una ambición que determinará el curso de su vida hasta el momento de su muerte. Y es que todo comenzó con una idea: «Si tuviera toda la tierra que me gustaría tener, no le temería ni al mismísimo diablo». El diablo también toma parte activa en esta historia, quien decide apoderarse del campesino así como éste mismo quería apoderarse de la tierra.

El autor, a través de este cuento infantil, lleva al lector a reflexionar sobre la poca diferencia que hay entre un sueño y una ambición, entre el anhelo de vivir bien y el resultado de vivir en función de un diablo, que en este caso no es el personaje como tal sino la propia ambición del campesino. Porque al final, es la propia ambición y no la treta del denominado diablo la que acaba con la vida de Pajom

Entre más tierra pose Pajom, más quiere tener. Esta es la imagen principal en el cuento, y se puede observar que Tolstói, con el resultado de la historia, quiere, además de condenar al  hombre ambicioso, demostrar que la ambición es un mal y hacerlo consciente del resultado de vivir en función de esta. Pajom no se detiene en su anhelo de tener más, de poseer más que los demás, de vivir bien en la abundancia, o al menos de lo que él entiende como abundancia. Cada vez que consigue más tierra, encuentra más problemas, y no se contenta hasta ir más allá. Al final, ese más allá es la muerte física por agotamiento como resultado de su desmesurada ambición. 

Este corto relato sirve para ilustrar la avaricia eterna de la especie humana. Nos muestra a un hombre que es capaz de sacrificar todo por una posibilidad inocua, siempre buscando alguna excusa por la que no puede salir adelante y por la que debe salir e ir a buscar una nueva tierra. Si no son los vecinos, son los viejos del pueblo, si no es la tierra... y una pregunta que el lector se hace mientras lee la historia es: ¿acaso este hombre no se conforma con nada? Perder años de esfuerzo (entre ida e ida hubo años de esfuerzo, de trabajo) porque hay una situación que cree es la que evita que se convierta en un gran millonario.

Personalmente, discrepo un poco con el autor cuando pone la ambición como el principal mal de este campesino, pues yo opino que la ambición no es el punto crítico en la historia sino la falta de sabiduría. La ambición no es sino el querer estar mejor de lo que está, y eso no está del todo mal desde mi punto de vista; lo que está mal es la insensatez al no darse cuenta de cuándo parar, al tomar decisiones que van a provocar un mal final. Pajom no fue sabio, no jugó bien sus cartas y al final terminó de una forma trágica.

El desenlace de la historia nos lleva a encontrar la respuesta a la pregunta ¿Cuánta tierra necesita un hombre? Después de caminar todo un día intentando abarcar mucho y de morir a causa del agotamiento físico,  este hombre sólo termina necesitando una mínima parte de  lo que ambicionó y logró conseguir al final. Este relato no está alejado de la realidad, pues asimismo al ser humano se le pueden pasan los años en su afán de poseer, de tener más, dejando de lado las cosas verdaderamente esenciales de la vida y olvidándose de lo que es realmente vivir. A la larga, sólo le quedarán los arrepentimientos de lo que pudo haber sido y no fue, de haber echado a perder el tiempo, o el deseo de haber actuado diferente.

- Todo lo que recorras en un día -El último día de Pajom es una representación de toda su historia, pues emprendió un camino deseando abarcar mucho, y al final lo único que no pudo hacer fue mantener su vida. De igual manera, la vida del hombre se ve simbolizada en cómo planea estar al final de cada día, de cada mes o de cada año; en lo mucho que planee hacer, en lo que en realidad haga, en la felicidad que obtenga al cumplir cada objetivo y en lo que haya sacrificado durante el proceso.





¡Feliz año nuevo 2018!

enero 01, 2018




Ya fue, se acabó diciembre y decimos game over al 2017.

Estoy muy contenta porque una vez más he podido reunirme con m familia, y porque el 2017 fue un buen año en general, si no tenemos en cuenta los asuntos académicos, jajaja. Logré realizar muchos de los puntos que puse en esta lista de propósitos para el 2017, tanto personales como literarios, entre los cuales destaco que estoy (¡por fin!) aprendiendo guitarra, de hecho ya puedo tocar algunas canciones y pude reducir un poco tanto los libros sin leer en mi librero como los libros que realmente realmente quiero tener. Aparte de esto, a nivel personal alcancé muchos logros e hice cosas que deseaba poder hacer, pero que las imaginaba muy lejos todavía. En fin, el 2017 fue un buen año y estoy mucho muy contenta por ello.

Para el 2018 tengo tanto los propósitos que no logré en el 2017 :v como algunos nuevos propósitos. Estos son, básicamente:

- Viajar a lugartes en los que no haya estado antes.
- Hacer alguna actividad grande en el blog.
- Seguir leyendo libros que ya tengo en mi librero.
- Comenzar a racticar un deporte que me llama mucho la atención, esto dependiendo de cómo quede el semestre que comenzaremos en marzo (debido al paro).
- Aprender mucho más sobre la guitarra, que es un mundo bastante amplio.

Todo esto y algunas cosas personales que no podré aquí son los propósitos que tengo para el año que estamos empezando, y espero dentro de un año poder sentirme también satisfecha con los resultados.

Esta es más que todo una entrada rápida para no terminar el año sin reportarme por acá. Ya cuando vuelva a mi casa me extenderé hablando sobre un resumen de lecturas y todo ello. De momento me despido con esto, espero que sea un año lleno de éxitos para ustedes, que cumplan todos los retos que se propongan y que, sobre todo, sean muy felices.
Feliz año ❤




¿Qué estoy leyendo?

noviembre 22, 2017




Uno de mis propósitos para el año 2017 ha sido reducir mi lista de deseos. Pues bueno, son más bien pocos los libros que he conseguido en este año y más pocos todavía los que he leído de mi want-to-read list, pero estoy contenta porque la mayoría de los libros que he conseguido son libros que han estado en mi lista de deseos desde hace un buen tiempo.

El Nombre de la Rosa hace parte de mis compras recientes, y he decidido comenzar con su lectura después de un buen tiempo de indesición: no sabía si leer El Profesor de John Katzenbach o el susodicho. Puedo decir que tengo tiempo porque en la universidad estamos en medio de un muy infortunado cese de actividades académicas, así que espero terminar con su lectura muy pronto, que no es que tenga dos o tres páginas exactamente; son más de seiscientas en mi edición debolsillo.

He oído un montón de buenas impresiones de él, pero lo que me convenció de conseguirlo, más pronto de lo que lo esperaba, fue la recomendación de un profesor de la universidad. No suelo llevar muchas expectativas a la hora de iniciar una lectura, pero la verdad es que con este libro es diferente: espero que alcance y supere mis expectativas. Lo que más me gusta de esto es que no sé prácticamente nada de la historia.




La Metamorfosis - Franz Kafka

noviembre 16, 2017




Título Original: Die Verwandlung // Año de publicación: 1915 // Calificación: ★ ★ ★ ★

«Al despertar Gregorio Samsa una mañana, tras un sueño intranquilo, se encontró en su cama convertido en un monstruoso insecto.» Tal es el abrupto comienzo, que nos sitúa de raíz bajo unas reglas distintas, de La metamorfosis, sin duda alguna la obra de Franz Kafka que ha alcanzado mayor celebridad. Escrito en 1912 y publicado en 1916, este relato es considerado una de las obras maestras del siglo xx por sus innegables rasgos precursores y el caudal de ideas e interpretaciones que desde siempre ha suscitado. Completan este volumen los relatos «Un artista del hambre» y «Un artista del trapecio».

Creo que la mayoría de las personas, especialmente quienes tienen el hábito de leer, han escuchado sobre esta obra maestra de la literatura universal. La primera vez que escuché sobre La Metamorfosis fue hace unos ocho años ya, cuando a una amiga en el colegio le pusieron este librillo como lectura, y quedó encantada. Más o menos me comentó de qué se trataba, y me hice una idea de lo que sería esta historia. La semana pasada vi el bonito y muy económico ejemplar que pueden ver en la fotografía, y sin pensarlo dos veces lo compré. Pues bien, en realidad la historia es bastante diferente a como lo había imaginado:

La Metamorfosis es una historia muy triste y compleja. Tenemos a un hombre que una mañana se despierta convertido en un bicho, tenemos una familia que no piensa sino en sí misma y en el mal que se le viene al ver que su bastión se ha convertido en un animal; tenemos a un hombre que se convierte en el secreto oscuro y vergonzoso de una familia, para la cual no es más que una carga al no poder hacer hacer nada por sí mismo; tenemos aquí la transformación no tanto del humano a bicho, sino de un hombre a un estorbo, de un ser útil a uno inútil, de uno apreciado a uno del cual todos pasan.

Desde esa fatídica mañana, su familia no lo ve como lo que es, sino que poco a poco y de forma creciente van olvidando su humanidad, la cual evidentemente no reside en su aspecto físico sino en su mente activa, en su esencia, en su naturaleza. Lo que, en un fin último, reduce a Gregorio a un bicho no es su aspecto ni su comportamiento, sino su propia familia.


Fue una lectura muy corta, de unas pocas horas nada más, pero hasta el final yo esperé que Gregorio, como las mariposas, tuviera una verdadera Metamorfosis (final feliz), pero en realidad esto no sucedió porque él fue Gregorio hasta el final, su mente intacta, su deseo de ayudar a su hermana con su sueño, su anhelo de saldar la duda de su padre, su deseo de tener bien a su familia, y en últimas, su ansia por no inconodarlos de ninguna manera. La verdadera Metamorfosis es provocada y padecida por su familia, quienes a lo largo de esta pesadilla se transforman en quienes realmente son: personas ambiciosamente egoístas y egocentristas, de forma que poco a poco van dejándolo de lado, olvidando que el bicho que tanto horror les causa es en realidad uno de los suyos. Lo peor de todo es que durante el tiempo que duró esa pesadilla, y aunque su cuerpo estuviera adolorido, golpeado o agotado, su conciencia estaba intacta, su mente estaba tan viva como nunca, oyendo todo lo que decía la gente alrededor, sintiendo dentro de sí el dolor que desencadenaba el trato que recibía de las personas a las que más quería.

El verdadero significado, o lo que realmente quería decir Kafka a través de esta historia es algo bastante complejo de discernir y es donde reside el gran valor de su obra, pero creo que Gregorio no es tan ajeno al propio Kafka. Es sabido que una tuberculosis sustrajo la vida de él, y los padecimientos a causa de esta infección, en su etapa aguda, son terribles. ¿Quién sabe? Tal vez, en últimas, Kafka y Gregorio desearon lo mismo: desaparecer, en consideración a sus seres queridos.




Mi playlist para noviembre

noviembre 11, 2017




Mientras navegaba en Spotify, me puse a observar mis playlists recientes y la música que más escucho últimamente, y si bien sigue gustándome la música que me ha gustado siempre, algunos géneros o artistas han quedado un poco relegados en este año. Para cada mes me gusta crear una playlist diferente, y para el otoñal mes de noviembre he elegido algunas canciones en especial. Noviembre es un mes nostálgico que trae lluvias y frío (y mucha niebla, dependiendo de la ciudad en la que estés), y la música que he elegido para este mes va de acorde con esto.

En este año supe (gracias a Spotify, bendito seas) de un artista canadiense que me ha gustado mucho. Se llama Joshua Hyslop y su música tiene un toque entre acústico y sencillo que me encanta; es un género musical, creo que le llaman folk o algo así. Se parece un poco al country. Y bueno, desde que conocí a Susie Suh e identifiqué este género poco a poco me he estado inclinando a este tipo de música. Así que para el nostálgico noviembre mi playlist, en su mayoría, es música acústica.





Autores que siempre quise leer

noviembre 03, 2017



La vida del lector es un continuo deseo de conseguir/leer un libro y otro, y otro. Sea porque está en boca de todo el mundo, o porque es de un autor muy famoso, o porque esté de moda o porque causa curiosidad, por la razón que sea uno constantemente está añadiendo títulos o autores a su lista de deseos o proponiéndose leer un determinado libro.

Personalmente hablando, creo que la lista de libros que quiero leer supera con creces al total de libros que he leído en mi vida, al igual que la lista de autores cuya pluma me gustaría conocer en algún momento; esta no deja de aumentar y dudo que cambie alguna vez. A pesar de esto, suele suceder que uno se va de bruces contra el titánico y temible bloqueo lector y es a veces complicado escapar de ahí. Pero bueno, eso es cuento aparte. Sea cual sea la situación en la que se encuentre el lector, siempre quiere leer muchos libros.

La siguiente es una lista de autores que en algún momento me provocaron curiosidad, y esto conllevó a que decidiera leer sus obras:

  - AGATHA CHRISTIE
Supe por primera vez de Agatha Christie hace varios años gracias a que una amiga no dejaba de recomendarme sus libros. Para esa época yo apenas estaba conociendo sobre el mundo literario tal cual es, y la información que tenía era muy poca. A pesar de esto, despertó mi curiosidad sobre el estilo de la autora, hasta que la leí por primera vez en Muerte en la Vicaría. Y qué decir que me encantó.

 - JORGE ISAACS
En el colegio, en la clase de Español, siempre suelen enseñar sobre los escritores nacionales más famosos de las diferentes épocas. Jorge Isaacs es un escritor colombiano cuya vida y obra se me quedó grabada después de una exposición cuando estaba en grado octavo (cuando yo tenía doce años). Después de leer varios libros y empezar a conocer el mundo literario decidí leer su obra más famosa: María. Hasta que lo logré. Amé esa novela y solté bastantes lágrimas con su tragedia.

  - WILLIAM SHAKESPEARE
Otro personaje renombrado en clases de Español en los colegios.Y bueno, se le considera uno de las figuras más importantes de la lengua inglesa, al igual que uno de los más reputados en la literatura universal. Y por qué no, creo que la mayoría de la gente ha leído alguna vez alguna de sus obras.

  - JANE AUSTEN
Y seguimos con los autores afamados de la literatura inglesa en la historia. Austen es lo más clásico, y su obra es de las más leídas en el mundo. Por supuesto no podía quedarme sin leerla, y ha valido la pena. Sólo he leído dos de sus seis novelas publicadas, y me han encantado.

  - GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ
No podía quedarme sin mencionar al gran autor colombiano de todos los tiempos, el afamado Gabriel García Márquez. Creo que Cien Años de Soledad es el primer título literario que escuché en toda mi vida y el primero que indentifiqué como literatura. Estaba muy muy pequeña cuando alguien me mencionó esa novela (en mi infancia leía bastante, pero no precisamente literatura. Ni siquierasabía identificarla) y desde ahí lo escuchaba en uno u otro sitio, la escuela, el colegio, etc., hasta que por fin pude leer su obra más famosa. Sobra decir que amé esa novela.
▲▼▲

Estos son cinco autores que siempre quise leer, sus obras cumplieron (y superaron) mis expectativas. Hay muchos otros autores que desde hace mucho he querido leer, así que pronto tendremos una segunda edición de esta entrada.

Ahora que termino de escribir el post me fijo en que absolutamente todos ellos ya fallecieron; ¡y qué mejor forma de honrarlos y recordarlos a todo ellos que leyendo sus escritos! Aunque ellos ya no estén entre los vivientes, su obra sigue viva y rascenderá en la vida de muchos lectores.




Hablemos de ¿Cómo inician los libros que más me gustan?

octubre 21, 2017




Yo creo que toda buena historia merece un buen comienzo, y en algunos casos la calidad de la obra se deja entrever desde esas primeras frases, pues no todos los autores tienen la habilidad de ganarse al lector con tan solo las primeras frases de su historia.

Aparte de esto, uno puede decir que un libro le va a gustar o no después de haber leído las primeras páginas, y puedo poner como ejemplo un libro x que comencé a leer, y después de la primera hoja abandoné la lectura, porque sencillamente no logré congeniar con el estilo de la autora, así que ese es un libro que no va a salir de mi librero (al menos por mi mano). Asimismo hay libros que antes de terminar la primera página ya me había fascinado, por este motivo vale la pena recalcar, y he querido mencionar algunos de esos libros con inicios impecables que han llamado mi atención no solo por sus portadas ni por su reputación sino por sus comienzos.



EL RUMOR DE LA MONTAÑA - YASUNARI KAWABATA
Ogata Shingo —el ceño fruncido, los labios entreabiertos— tenía un aire pensativo. Quizá no para un extraño, que habría pensado que estaba más bien apenado. Pero su hijo Shuichi sabía lo que sucedía y, como veía así a su padre con frecuencia, ya no le daba importancia. Para él era evidente que no
estaba pensando, sino que intentaba recordar algo. Shingo se quitó el sombrero, lo sostuvo con aire ausente en la mano derecha y lo depositó sobre sus rodillas. Shuichi lo cogió y lo colocó en el portaequipajes.
—Veamos. ¿Cómo se llamaba…? — En momentos como ese, a Shingo le costaba encontrar las palabras—. ¿Cómo se llamaba la criada que nos dejó el otro día?
—¿Te refieres a Kayo?
—Kayo, eso es. ¿Cuándo se fue?
—El jueves pasado. Hace unos cinco días.
—¿Cinco días? ¿Hace sólo cinco días que nos abandonó y ya no puedo recordarla?

LA BUENA TIERRA - PEARL S. BUCK
Era el día de las bodas de Wang Lung. Por el momento, al abrir los ojos en la sombra de las cortinas que rodeaban su cama, no acertaba a explicarse por qué razón aquel amanecer le parecía distinto de los otros. La casa permanecía silenciosa. Únicamente turbaba su quietud la tos del padre anciano, cuya habitación estaba frente por frente de la de Wang Lung, al otro lado del cuarto central. La tos del viejo era el primer ruido que se oía en la casa cada mañana. Generalmente, Wang Lung la escuchaba acostado en la cama y así permanecía hasta que la tos iba acercándose y la puerta del cuarto de su padre giraba sobre los goznes de madera. Pero esta mañana no se entretuvo esperando. Dio un salto y apartó las cortinas del lecho. Aurora sombría y bermeja. A través de un agujero cuadrado, que hacía las veces de ventana, y en el que tremolaba un papel en jirones, se entreveía una parcela de cielo broncíneo. Wang Lung se acercó al agujero y arrancó el papel.
–Es primavera, y no necesito esto –murmuró. Le daba vergüenza expresar en alta voz su deseo de que la casa estuviera hoy arreglada y limpia. 

ORGULLO Y PREJUICIO - JANE AUSTEN
Es una verdad universalmente reconocida que un hombre soltero, poseedor de una gran fortuna, necesita una esposa. Sin embargo, poco se sabe de los sentimientos u opiniones de un hombre de tales condiciones cuando entra a formar parte de un vecindario. Esta verdad está tan arraigada en las mentes de algunas de las familias que lo rodean, que algunas le consideran de su legítima propiedad y otras de la de sus hijas.

SEDA - ALESSANDRO BARICCO
Aunque su padre hubiera imaginado para él un brillante porvenir en el ejercito, Hervé Joncour había terminado por ganarse la vida con un oficio insólito, al cual no le era extraña, por singular ironía, una característica tan amable que traicionaba una vaga entonación femenina.
Para vivir; Hervé Joncour compraba y vendía gusanos de seda. Corría el año de 1861. Flaubert estaba escribiendo Salambó, la iluminación eléctrica era todavía una hipótesis y Abraham Lincoln, al otro lado del océano, estaba combatiendo en una guerra de la cual no vería el fin.
 Hervé Joncour tenía 32 años.
 Compraba y vendía.
 Gusanos de seda. 

CIEN AÑOS DE SOLEDAD - GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ
Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo. Macondo era entonces una aldea de veinte casas de barro y cañabrava construidas a la orilla de un río de aguas diáfanas que se precipitaban por un lecho de piedras pulidas, blancas y enormes como huevos prehistóricos. El mundo era tan reciente, que muchas cosas carecían de nombre, y para mencionarlas había que señalarlas con el dedo.



Cuéntenme qué libros con inicios geniales preferidos añadirían a esta lista, pronto estaré haciendo parte 2 de esta entrada y pondré sus recomendaciones :D
Los leo, un abrazo y feliz fin de semana.

Jiss




ARRIBA
2014-2016 © JISELA RIASCOS VER POLÍTICAS DE USO Y PRIVACIDAD